Menu

Antecedentes

El sector cultural ha experimentado un crecimiento continuo desde los años setenta a nivel internacional. La proliferación de museos, espacios y eventos apunta a una nueva centralidad del sector cultural, con repercusiones tanto sociales como económicas. Fredric Jameson ya advertía a principios de los 80 sobre la interpenetración entre las esferas de la cultura y la economía, proponiendo una visión del postmodernismo a partir del nuevo papel de la cultura; como complemento, la cultura también se verá profundamente afectada por una "lógica económica" que definirá algunas de sus características, según este autor. La creación de nuevos eventos como exposiciones, bienales internacionales, festivales de teatro y cine, festivales de música, marca un nuevo período en cuanto a la presencia de las artes en la vida pública: ya no se trata sólo de más museos y espacios permanentes: la lógica interna de las instituciones se verá cada vez más afectada por la llamada "lógica del evento". George Yúdice señala cómo en los años 90 la cultura se convierte en un "recurso", adoptado por las administraciones y las grandes corporaciones como un activo social y económico, y provocando nuevas formas de intervención económica en el ámbito cultural. Y Richard Florida también destaca el papel de lo que llama la "clase creativa" y el sector cultural en la transformación de las ciudades en la economía posfordista. A pesar de los debates sobre las ideas de Florida (interesado sólo en el uso de las artes y no en las condiciones de trabajo de los creadores), lo cierto es que los planes a futuro para las ciudades no pueden concebirse sin considerar este sector como uno de los elementos clave. Las instituciones, los espacios independientes, las galerías y los festivales, tienen hoy en día más presencia en la vida social y la economía de las ciudades de México y Cuba, pero no se refleja en los planes de estudio especializados de sus universidades. Las universidades de estos dos países cuentan con una importante tradición docente relacionada con las artes y las humanidades, y con profesionales altamente capacitados. Entendemos que la adaptación de las estructuras curriculares y la especialización en este sector puede ser muy beneficiosa para las nuevas generaciones de profesionales del sector de las artes y la gestión cultural.

Este proyecto pretende ofrecer las herramientas para crear una red educativa de Arte Contemporáneo en la región Yucatán-Cuba. También aspira a ayudar a conformar dos titulaciones específicas y paralelas (en Mérida y La Habana), o idealmente una Doble Titulación Internacional, sobre Arte Contemporáneo y Gestión de las Culturas que se impartirán paralelamente en México y Cuba utilizando las nuevas herramientas que ofrece la educación en línea. Proponemos el desarrollo de un proceso de trabajo entre universidades americanas y europeas, con el apoyo de profesionales independientes, expertos del ámbito de los museos, de la gestión cultural y grupos de la sociedad civil. Asumimos, como punto de partida, el concepto de "construcción multilateral", para el diseño conjunto de dos planes de estudio especializados, uno para la UADY Universidad de Mérida y el otro para el ISA Universidad de La Habana, con la intención de que puedan fusionarse en uno solo. Los miembros de este equipo proponen un proyecto que aprovecha la experiencia europea y dialoga con los conocimientos y habilidades de las universidades latinoamericanas.

La educación superior en la región de Yucatán responde a la tendencia general de los últimos años en México de favorecer el conocimiento científico y tecnológico enfocado al sector productivo. La Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) ofrece carreras en ciencias sociales y humanidades. Algunas de estas carreras se vinculan directamente con la creación contemporánea: Arquitectura, Hábitat y Artes Visuales. Pero faltan estudios especializados en Gestión Cultural y Arte Contemporáneo, que últimamente están experimentando una creciente importancia en las actividades económicas de las ciudades. Ya existe una escuela que empieza a consolidarse, la Universidad de las Artes, que forma parte de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY). Sin embargo, se carece de una sólida formación en Historia y teoría del Arte, Estética, Crítica del Arte y Museología que es necesaria para apoyar a las nuevas generaciones de artistas visuales contemporáneos; y se actualizará el diseño curricular para aprovechar los modelos interdisciplinarios y las posibilidades de trabajo práctico diseñado con las instituciones. El crecimiento de la capital del estado de Yucatán, Mérida, sus planes de expansión y la creación de nuevas infraestructuras culturales promueven un contexto en el que la reflexión sobre la necesidad de estudios en la zona es obligatoria. Es destacable que el proyecto de recuperación de la antigua estación de tren de Mérida para articular una nueva zona de crecimiento de la ciudad conocida como "La Plancha", estará enfocada a actividades sociales, culturales y deportivas. La Universidad Nacional Autónoma de México está muy comprometida con el diseño de este nuevo equipamiento cultural, concretamente con el futuro "Museo de la Luz". En los últimos años han abierto sus puertas varias galerías de arte, como Lagalá o La Cúpula. Este hecho es una prueba más de la necesidad de una gestión especializada del arte, del análisis crítico y de los estudios de mediación del arte contemporáneo en una ciudad que ha sido dos veces "Capital Americana de la Cultura".

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía señala que Yucatán es el cuarto estado más visitado de México, sólo después de la Ciudad de México, Puebla o Nuevo León. Los indicadores del Sistema de Información Cultural (SIC) de México reflejan otros datos importantes, su plataforma cuenta con 164 artistas registrados en Mérida, una ciudad con una población total de 1, 955, 577 habitantes. Por lo tanto, hay 11, 924 habitantes por recurso -artista-. El mapa del SIC muestra cómo, en comparación con el resto de los Estados de la República Mexicana, Yucatán destaca claramente por tener el mayor número de galerías de arte por número de habitantes. Existen carencias a nivel de formación especializada en los campos de la gestión y el arte contemporáneo. La creación de estudios en estos campos debería evitar también uno de los fallos habituales de las universidades de esta región, la distancia entre la docencia y la investigación, que afecta a la formación de los egresados: más que proponer nuevos estudios destinados a la formación profesional, se trataría de combinar los conocimientos prácticos con una profunda y completa fundamentación teórica y crítica.

Desde hace muchos años, Cuba cuenta con estudios de primer nivel en el campo del arte (especialmente en relación con las artes performativas contemporáneas). Sin embargo, hoy en día, hay espacio aún para mejorar, tanto su grado de apertura a la red internacional de colaboración en la enseñanza del arte y del arte contemporáneo, como el grado de implantación de las tecnologías aplicadas a la mejora y complementación de la enseñanza (y, en general, el uso de las nuevas TIC en el ámbito docente y expositivo), lo que se conoce como e-teaching y e-learning. Este proyecto pretende proporcionar al Instituto Superior de Arte (ISA) el apoyo para la creación de un "posgrado en gestión de arte y culturas contemporáneas" que nazca con estas nuevas plataformas tecnológicas en red internacional. La proliferación de nuevos espacios especializados en la creación contemporánea que ha tenido lugar a nivel internacional no ha tenido un reflejo similar del fenómeno en el ámbito cubano. La existencia de instituciones de prestigio como la Universidad de las Artes o la Bienal de La Habana, instituciones pioneras en la formación artística y en el ámbito expositivo a nivel internacional, marca una base sólida para la creación de nuevos programas universitarios actualizados a nivel curricular e integrados en el panorama artístico internacional. Deben implementarse nuevos estudios adaptados a las dinámicas de producción y difusión cultural de las sociedades contemporáneas, con muchas iniciativas independientes o derivadas de colaboraciones entre entidades públicas y privadas. De este modo, se pueden formar profesionales con capacidad para promover iniciativas (públicas o privadas) que eviten el excesivo protagonismo de las instituciones culturales consolidadas y de la administración del Estado. Para ello, la internacionalización y el trabajo en red con profesionales y creadores de otros contextos sería muy beneficioso. Desde hace años se observa la aparición de nuevos postgrados especializados que mezclan la formación práctica y un sólido soporte teórico como respuesta a las nuevas modalidades de espacios de difusión del arte, y a la necesidad de áreas especializadas en crítica, comisariado y mediación. Esta necesidad de una buena base teórica basada en cruces disciplinarios no ha sido incluida aún en los planes de estudio de las universidades cubanas, donde los curadores, críticos y teóricos del arte no ocupan un lugar central en los ámbitos educativos del país. Esta propuesta de diseñar un postgrado especializado postgrado contribuiría a formar profesionales competitivos en estos campos.

Yucunet
Entidad financiadora

Dirección General de Educación y Cultura - EACEA

(Agencia Ejecutiva en el Ámbito Educativo, Audiovisual y Cultural) - Unión Europea.

Programa y subprograma

Acción Erasmus: Desarrollo de Capacidades en Educación Superior (CBHE)

K2 - Cooperación para la innovación e intercambio de buenas prácticas.

Código (número de solicitud)

617486-EPP-1-2020-1-ES-EPPKA2-CBHE-JP

Duración

36 meses (01/15/2021 a 01/14/2024)